Cómo afrontar mentalmente las pruebas físicas de la Oposición - OpositorPro

Cómo afrontar mentalmente las pruebas físicas de la Oposición

POST

SOBRE EL TEMA:

¿Qué necesitamos para afrontar la prueba?

 

Investigaciones sobre la motivación y la actividad física afirman que el deporte conlleva un gasto de energía y al ser un esfuerzo continuado, requiere motivación para su práctica.

 

Los motivos más recurrentes para la práctica de actividad física son: ejercitarse físicamente, disfrutar y vivir experiencias reconfortantes, satisfactorias y estimulantes.

 

Los modelos basados en el establecimiento de metas o teorías centradas en las metas deben realizarse: 

  • De manera individualizada para cada deportista a la hora de diseñar los programas de entrenamiento deportivo.
  • Dichas metas tienen que ser concretas y alcanzables.
  • Se han de tener en cuenta el rendimiento, el compromiso individual y la capacidad potencial de cada uno.
  • Si las metas son específicas podemos combinar objetivos a corto y a largo plazo, en un plan de acción que nos de retroinformación (feedback) sobre el progreso.
  • Los modelos basados en la modificación de conducta se caracterizan por la aplicación de reforzamiento (refuerzo positivo) y castigo (sanciones por errores cometidos) y considerar que la habilidad del deportista es mejorable a través del aprendizaje.
  • Los modelos motivacionales de orientación cognitiva son los que predominan y son los de motivación de logro, teorías de la atribución y teoría de la autodeterminación.


  • Modelos de motivación de logro

Las personas con baja motivación de logro eligen tareas de dificultad extrema (muy fácil o muy difícil) lo que concluye en un rendimiento pobre.

Sin embargo, se ha demostrado que personas con alta motivación de logro obtienen un alto rendimiento deportivo y prefieren situaciones de riesgo con dificultad intermedia.



  • Modelos de atribución

Los ganadores hacen  atribuciones más estables, internas y controlables que los perdedores.

Los hinchas atribuyen éxitos a causas internas y fracasos a externas.

  • Teoría de la autodeterminación

Muchas investigaciones se parten y se centran en esta teoría. Según la teoría, los deportistas con mayor autodeterminación enfocan mayor orientación hacia la tarea.

Por otro lado, los deportistas con baja autodeterminación acaban sufriendo mayor desmotivación y desembocando en abandono deportivo. 

  • Motivación, desmotivación y abandono deportivo

Motivación: “estado interno que activa, dirige y mantiene la conducta de la persona hacia metas o fines determinados; es el impulso que mueve a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación”.

 

Desmotivación: “falta o ausencia de motivación. Dado que no hay intención en la persona para actuar una acción, en nuestro caso práctica deportiva, ello puede llevar a causar muy probablemente el abandono de la misma”.

 

Abandono deportivo: “cese de la motivación para seguir participando en situaciones competitivas de logro”.

 

Razones que llevan a abandonar

  • Carácter muy competitivo de la actividad deportiva
  • Centrarse excesivamente en ganar, olvidando todo tipo de valores



Explicación del abandono desde la desmotivación (teoría de autodeterminación).

Motivación intrínseca: se refiere a la práctica del deporte por placer y disfrute.

Motivación extrínseca: la motivación para practicar el deporte debido a motivos externos (salud, prestigio, demostración a los demás…)

Desmotivación: sentimientos de frustración, ausencia de motivación y falta de intención para hacer actividad deportiva.

 

Las personas con motivación intrínseca y que disfrutan de la práctica y el proceso presentan mayor dificultad para la desmotivación. Sin embargo, cuando la motivación depende de causas externas y no se cumplen las expectativas hay mayor tendencia a la desmotivación y abandono deportivo.

Existe relación directa entre motivación intrínseca y mayor compromiso y persistencia en la actividad del deporte: los deportistas con valores más elevados practican y entrenan más. Por otro lado, la motivación intrínseca es un fuerte predictor de la continuidad de la práctica deportiva mientras que el abandono es predicho por la motivación extrínseca y sobre todo por la desmotivación.

La desmotivación predice también la falta de concentración y satisfacción en el deporte.

Poseer motivación intrínseca para la práctica deportiva (y en general) favorece la aparición de patrones conductuales, cognitivos y afectivos más positivos.

 

Pesimismo

Pensar de modo pesimista comúnmente acarrea la necesidad de controlar todo lo que sucede en torno a la situación, incluso variables que pueden estar fuera de su alcance como: quién está, qué tiempo hace, cómo está el terreno, qué tal ha despertado…

Recurre a pensamientos de connotación negativa como “no lo voy a conseguir, no me saldrá bien, es demasiado complicado”… 

Esa negatividad contribuye a vivir con ansiedad el entrenamiento previo a la competición, lo que dará como resultado un bajo rendimiento.

 

Optimismo

El pensamiento optimista es el que dentro de un contexto de realidad, está convencido de que siempre puede lograr sus objetivos. Consiste en creer en uno mismo y en sus posibilidades pese a no conseguir el objetivo instantáneamente. Poseer esta filosofía puede ayudar a exprimir las oportunidades en los entrenamientos y posteriormente, obtener un plus necesario el día de la prueba, convirtiendo la presión del examen en un empuje para optimizar resultados.

Ansiedad y miedos

La emoción de ansiedad es una respuesta emocional atípica, que se encuentra relacionada e incluso indiferenciada con otros conceptos como el de miedo, angustia o estrés.

 

-Miedo: La ansiedad es una reacción ante una situación anticipada como peligrosa. 

-Angustia: se utiliza para referirse al sentimiento que se produce en la respuesta de ansiedad, y, por lo tanto, es parte de la misma.

 

Podemos considerar la ansiedad como una actitud cognitiva emocional. Desarrollada a partir de la emoción primaria de miedo, que permite extender las capacidades de esta ante nuevas condiciones y situaciones asociadas al entorno habitual de la persona; integrando dentro del sistema de análisis emocional nuevas capacidades, lo que permite anticiparse a las situaciones de amenaza y peligro, posibilitando así dar respuestas con mayor eficacia.

 

La ansiedad es una emoción básica, que no primaria, ya que forma parte de la dotación emocional de todas las personas.

 

No es primaria, porque no es una emoción pura:

No posee un sistema de condiciones desencadenantes propio, específico y distintivo de las demás emociones.

Tampoco tiene un procesamiento cognitivo propio y exclusivo. No tiene una experiencia subjetiva característica, carece de una comunicación no verbal distintiva, su forma de afrontamiento no es privativa, y por último, su activación fisiológica tampoco es singular.

 

✅ Se trata de una emoción que toma recursos de otros procesos con los que comparte, además de su finalidad adaptativa, prácticamente todo. 

La eficiencia de un sistema requiere que los recursos sean compartidos, para dar respuesta a demandas que sobrepasen sus capacidades; la ansiedad toma prestados todos sus elementos emocionales del miedo, y del estrés, su sistema de elicitación y afrontamiento. Además, puntualmente también recluta recursos de los restantes procesos psicológicos y los optimiza para desarrollar sus intereses.

 

✅ Es, por lo tanto, un sistema supra ordinal de detección y procesamiento de información, para la organización de recursos ajenos, con un objetivo único que es preservar a la persona de posibles daños.

 

✅ Más que una emoción, se trata de una actitud emocional cognitiva, ya que no es fruto de unos recursos propios sino del establecimiento de una serie de sesgos cognitivos que actúan sobre el sistema de evaluación valorativa de la situación. 



 

  • Miedo a no conseguirlo, a fracasar
  • Miedo a que dirán
  • Tanto esfuerzo para nada
  • Me hago mayor y cuándo sacarán otra…

¡Estos pensamientos hay que quitarlos! No  sirven de nada. Cuantos más tengas peor  te va a ir.

Los campeones también dudan, tienen miedo, sienten inseguridad… como tú y cómo yo.

Los grandes campeones son fuertes mentalmente, pero no porque no sientan miedo o nerviosismo, sino porque lo aceptan y siguen adelante, comprometidos con su objetivo y centrándose en lo que pueden controlar.

La ACEPTACIÓN ES CLAVE, es normal sentir ciertos miedos y por supuesto tensión antes del examen, sin embargo, para ello hay que concentrarse en controlar la situación y creer en uno mismo.

 

Centrar la atención en la prueba y abstraer de todo lo demás

Una oposición y una competición deportiva tienen muchas cosas en común:

 

  • En ambas se necesita estar muy preparado. 
  • En ambas hay que dar un rendimiento alto el día y la hora señalados, ni antes ni después. 
  • Además, no basta con hacerlo bien, tienes que hacerlo mejor que el resto.

Si quieres mejorar tu rendimiento y resultados, puedes seguir haciendo lo mismo que has hecho hasta ahora, o lo que hace la mayoría…

 

Pero también puedes hacer algo distinto:

 

  • Piensa más en el rendimiento y no sólo en el aprendizaje
  • Aprende a gestionar las dificultades psicológicas el día de la prueba
  • Integra otros factores en tu preparación (actividad física, nutrición, sueño-recuperación) para mejorar tu aprendizaje, tu estado de ánimo y tu bienestar.

Esto es lo que puedes conseguir:

  • Reducir la ansiedad en relación con el examen
  • Mantener la calma y la concentración aunque aparezcan pensamientos y emociones difíciles
  • Optimizar tu preparación para lograr mejores resultados con menos sufrimiento
  • Mejorar tu calidad de vida, motivación y estado de ánimo durante el largo proceso de preparación

¿Qué  trabajar en consulta psicología deportiva y aprendizaje para preparar la prueba?

Rendimiento vs Aprendizaje

 

La mayoría de opositores (y academias) dedican casi todo el tiempo a aprender el temario descuidando preparar la prueba. Una cosa es saberlo y otra es saber hacerlo.

Dominar el temario y no poder demostrarlo cuando lo necesitas no te sirve de nada. Al contrario, solo te hace sentir más frustración.

No debes poner el foco en la adquisición de contenido (entrada), sino en el rendimiento de lo aprendido (salida). Lo contrario es quedarse a medio camino.

Si tienes una biblioteca con multitud de libros de muchas materias, pero no eres capaz de encontrar el que necesitas cuando lo necesitas, no te servirá de mucho.



A ti te valorarán por lo que hagas el día de la prueba, y eso depende de tu claridad, de tu precisión y de tu rapidez.

Tu objetivo real no es dominar el temario, tu objetivo es hacerlo bien el día de la prueba.

Para ello debes aprender a gestionar la presión. Los nervios y las dudas forman parte de las situaciones de exigencia. Cuando el resultado es importante para ti y te están evaluando, la presión aparece de forma inevitable 

Tienes que afrontarlo y prepararte para ello.



Optimizar la preparación y estudio

 

La preparación de una oposición es un proceso largo, a menudo de años.

Es algo duro y que pasa factura.

Para muchos es difícil lograr la motivación necesaria para ser constante.

 

El problema está en una planificación desequilibrada que no tiene en cuenta el fitness global. Es necesario estar en forma.  

  • Soportarás mejor largas sesiones de estudio
  • Aumentarás tu vitalidad y energía
  • Mejorará tu motivación y estado de ánimo
  • Pero además, también aumentará tu rendimiento cognitivo y capacidad de aprendizaje.

En el deporte lo llamamos “entrenamiento invisible”.



Es necesario equilibrar el día a día, incluyendo actividad física, mejorando el descanso y la nutrición para optimizar la consolidación del aprendizaje, mejorar la resistencia física, los aspectos anímicos y motivacionales, así como la salud y calidad de vida. 

En deportes cien por cien intelectuales como el ajedrez, muchos profesionales de élite se preparan físicamente para mejorar su rendimiento.

 

Métodos y técnicas de Psicología Deportiva

 

Los deportistas de élite hace tiempo que son conscientes de la importancia de prepararse mentalmente. 

Cuando la preparación física y táctica se iguala, la preparación mental es la que marca la diferencia.

 

Utilizaremos las herramientas y la experiencia acumulada de la preparación mental en el deporte.

Conocerás técnicas clásicas y enfoques más modernos como planes de competición, rutinas precompetitivas, técnicas de visualización, mindfulness aplicado al rendimiento para mejorar la concentración y la gestión de las emociones y otras técnicas avanzadas.



Otros contenidos seleccionados para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba